Miércoles, 20 de Mayo de 2015

Queridos científicos:

Tengo siete años y me llamo Divulguito. Los mayores dicen que soy muy curioso, que soy un preguntón. Y es verdad, porque yo quiero saber qué nos va a pasar a mí y a mis amigos cuando seamos mayores. ¿Me lo podrán explicar?

Ustedes saben muchas cosas, inventan aparatos, investigan, hacen experimentos, piensan por todos nosotros los niños para darnos un futuro mejor.

Yo creo que la ciencia es descubrir e inventar el futuro. Yo quisiera que ustedes diseñaran coches voladores que no contaminaran ni hicieran ruido, para llegar rápido a cualquier sitio, sin atascos, viendo el paisaje como lo ven los pájaros mientras vuelan.

Me gustaría que me ayudaran a descubrir que las cosas tan pequeñas que se ven por el microscopio, en realidad, encierran un mundo de cosas grandes. Con la ciencia me puedo divertir, he visto un montón de juegos para hacer experimentos en casa. Yo quiero seguir preguntando, y tener dudas, y que ustedes me ayuden a resolverlas. Quiero saber dónde estaba yo antes de nacer y por qué mi hermana Sabiciencia se parece tanto a mi padre y yo sin embargo a mi abuelo.

Mi mamá dice que es muy bueno imaginar, y que la imaginación es estupenda para aprender cosas. Papá dice que debo ver los problemas que me encuentro como retos que debo solucionar, como si fuera un explorador en la jungla, hasta dar con las respuestas.

Quiero pedirles un deseo a todos los señores y señoras que investigan y hacen ciencia: además de hacer coches voladores, quiero que me expliquen lo que hacen con palabras fáciles para mí, y así entender la vida, el universo, los animales, las plantas y todo lo que me rodea. Quiero saber lo que hicieron mis antepasados, lo que pensaban, y por qué los seres humanos somos así. La ciencia es algo complicado para un niño pequeño y por eso los más jóvenes creemos muchas veces que no va con nosotros. Pero si ustedes se acercan a nosotros los niñós y nos la explican, tengan por seguro que el futuro es nuestro y que ha sido gracias a ustedes.